Central Oficinas Teléfono: 971 71 08 03
Central Oficinas Fax: 971 72 79 43
Departamento de Operaciones (24h.): 649 85 52 72
Área de Investigación (24h.): 609 76 43 71
Área de Seguridad y Servicios (24h.): 649 85 52 72
  • Español
  • English
  • Deutsch
  • Uncategorized

    20
    May

    8 de cada 10 ahogamientos se producen en playas sin socorrista

    El 80% de las muertes por ahogamiento del pasado año en Baleares se produjeron en playas que no contaban con socorrista. De las 22 víctimas mortales registradas hasta el 31 de agosto, sólo 5 perdieron la vida en playas o instalaciones (puertos o piscinas) que sí disponían de socorristas.

    Así lo especifica la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo (RFESS) en un momento en que acaba de hacer público su informe nacional sobre ahogamientos. Con todo, ya se ha podido concretar que el 77% de los fallecidos en el archipiélago perdieron la vida en zonas sin vigilancia (17 de 22), un porcentaje que se sitúa a medio camino de los registrados en los últimos dos años: un 70% en 2016 (26 de 37) y un 86% en 2017 (24 de 28).

    Estos porcentajes no difieren mucho de los registrados en otros puntos de la costa española; de hecho, la media de muertes en playas sin vigilancia recogida en el informe nacional se sitúa en el 82% (206 de 251). Desde la RFESS se trata de un dato que ejemplifica lo que llevan años reivindicando desde la propia federación: que el incremento y mejora de los servicios de vigilancia redundaría en un aumento de la seguridad y por ende de las vidas salvadas en aguas de baño.

    Desde Grupo Cabanach queremos hacer hincapié en que la contratación de socorristas no es simplemente un imperativo legal, es necesario a la hora de mantener la seguridad en piscinas de hoteles, playas, piscinas municipales o comunidades de vecinos. La prevención en estos casos es muy necesaria.

    2
    May

    Está prohibido que los menores de 6 años naden solos

    Baleares ha registrado un total de dos muertes por ahogamiento en espacios acuáticos en los cuatro primeros meses del año, según los datos recopilados en el Informe Nacional de Ahogamientos (INA) que elabora la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo.

    Tomeu Llobera, gerente de Salvament Aquàtic de les Illes Balears, una de las empresas líder de socorrismo de playas, piscinas y parques acuáticos, explica: «Acaba de comenzar la temporada y lo hacemos con mucha ilusión. Es importante no bajar la guardia y que las instituciones hagan cumplir las normativas vigentes. Hay que recordar que existe un decreto que prohíbe expresamente que los niños menores de seis años permanezcan solos en las piscinas. Deben hacerlo en compañía de adultos, pero lamentablemente esto no siempre se cumple. Luego tenemos que lamentar incidentes graves o muertes», señala Llobera.

    «Mayor responsabilidad»

    Por otra parte, los representantes de los socorristas consideran la importancia de la formación del personal. «Estamos velando por la seguridad de las personas. También debemos reclamar una mayor responsabilidad por parte de los bañistas. El año pasado en uno de los complejos hoteleros se produjo un incidente con un niño pequeño que recibió un golpe y los padres estaban en el supermercado haciendo la compra. Esto es intolerable. Afortunadamente, los españoles somos mucho más cuidadosos, pero nunca hay que bajar la guardia».

    Desde Aquatas queremos sumarnos a los comentarios realizados por Llobera, ya que la importancia del socorrista en muchos casos no se valora. En ocasiones un despiste de un padre o de un responsable de un niño puede producir una desgracia que, en multitud de ocasiones los socorristas evitan.

    3
    Abr

    El turismo sostenible y la seguridad

    No cabe duda que Baleares es una región eminentemente turística, y que en ocasiones, puede transmitir la imagen de ser un destino masificado.

    Por este motivo es cada vez más importante que los destinos turísticos sean destinos sostenibles.

    Para aclarar un poco más definiremos lo que es un destino turístico sostenible. Según la Organización Mundial de Turismo es el turismo que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas.

    Seguramente cuando todos hablamos de turismo sostenible se nos viene a la cabeza aquel que es responsable con el medioambiente, y auqnue esto es así, como vemos en la definición de la OMT no es solo así, sino que otros componentes tienen la misma importancia, como por ejemplo las cuestiones económicas, y las sociales.

    Dentro de las sociales, para que un destino se pueda considerar sostenible, debe ser también seguro para sus visitantes, y Baleares lo es, y para ello trabajan desde las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado hasta las Administraciones Públicas contratando en muchas ocasiones Seguridad privada para determinadas instalaciones públicas (como por ejemplo los puertos o aeropuertos de Baleares).

    Desde Grupo Cabanach queremos destacar que las diferentes empresas de seguridad de Baleares tenemos en cuenta, o al menos deberíamos tenerlo, el hecho de que los empleados de seguridad trabajen en muchas ocasiones de cara al visitante. Es importante que el turista se lleve una buena impresión, y como comentábamos antes, la seguridad es uno de los puntos que más valoran.

    24
    Mar

    ¿Es suficiente un sistema de alarma en determinados robos?

    Muchas veces caemos en el error de pensar que con un sistema de vigilancia (de esos que se anuncian especialmente económico) es suficiente para evitar robos en nuestro hogar, o incluso algo peor, robos con violencia en nuestra casa.

    Hace unos días pudimos comprobar como se produjo un atraco en Marbella de esos que podemos etiquetar como “espectacular”, ya que cuatro encapuchados maniataron a los propietarios de una mansión y robaron joyas por valor de 1 millón de euros.

    Está claro que los delincuentes también se profesionalizan y estudian todas las medidas de seguridad que dispone su objetivo, desde personal de seguridad a sistemas de alarma que puedan tener instalado.

    Si nosotros no ponemos un poco de nuestra parte, por muchas medidas de seguridad que implantemos, los delincuentes pueden llegar a eliminarlas, puesto que cada vez se profesionalizan más.

    Esas medidas suponen, por ejemplo, vigilar si somos vigilados. Para un golpe de este tipo es evidente que los delincuentes tuvieron que efectuar labores de seguimiento o de vigilancias o esperas a las puerta de la mansión.

    En muchas ocasiones los vecinos pueden ayudar a descubrir conductas poco habituales, por lo que ese refrán de “hoy por ti y mañana por mi” puede ser más que válido en estas ocasiones.

    En definitiva, un buen sistema de alarma o personal de vigilancia puede ayudar a disuadir a los delincuentes, pero solo si piensan que no pueden evitarlos. La vigilancia y la seguridad depende de todos.

    19
    Feb

    Grupo Cabanach presente en la World Maritime Week de Bilbao

    Entre el pasado 12 y 14 de febrero tuvimos el placer de asistir a la World Maritime Week celebrada en Bilbao. Este encuentro cuenta con importantes representantes del sector marítimo a nivel mundial, en los que se tratan temas relacionados con el sector naval, pesquero, portuario o energético.

    Desde Grupo Cabanach, y concretamente desde nuestra división de Seguridad Privada (TASP), acudimos para interesarnos por las necesidades del sector en cuanto a seguridad de instalaciones.

    Cabe recordar que TASP está presente en diferentes instalaciones naúticas en Baleares como por ejemplo Astilleros de Mallorca, Club Naútico de El Arenal o el Real Club Naútico de Palma, entre otros.

    El encuentro sirvió para compartir experiencias con otras empresas relacionadas con la seguridad así como Administraciones públicas como la Guardia Civil.

    Sin duda nos aporta mayor conocimiento de lo que necesitan nuestros clientes y nos prepara para podérselo ofrecer, y, al mismo tiempo, compartimos nuestro conocimiento con instalaciones portuarias para que pudieran poner en valor la importancia de la seguridad en sus instalaciones.

    Sin duda una experiencia muy gratificante y que queremos compartir con vosotros.

    En este enlace podéis descargar la info de las Jornadas.

    18
    Feb

    Drones para vigilancia y seguridad

    La incorporación de drones/RPAS en el ámbito de la seguridad pública y privada es ya una realidad. Desde que en 2014 el gobierno español aprobara la primera normativa de uso civil de drones/RPAS (Ley18/2014), el sector ha tenido un gran crecimiento en nuestro país. En consecuencia, surgió la necesidad de establecer un nuevo marco jurídico desarrollado por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), dependiente del Ministerio de Fomento, que vio la luz en diciembre de 2017 (RD 1036/2017).

    Esta nueva normativa vigente desde hace poco más de un año, establece nuevos escenarios operativos que sin duda están facilitando la implantación de sistemas de drones/RPAS en tareas cotidianas en diferentes sectores y de forma especial en el sector de la seguridad y la vigilancia.

    Los drones constituyen una herramienta muy ágil que, en caso de una amenaza, nos permiten visualizar el entorno rápidamente y obtener datos a distancia en tiempo real.

    Ese análisis casi inmediato que podemos realizar desde una perspectiva aérea sin poner en riesgo al personal de seguridad, nos va a facilitar poder dar una respuesta más efectiva y segura.

    En el ámbito de la seguridad activa, los drones nos van a permitir un ahorro considerable de recursos a la hora de realizar tareas cotidianas como rondas de vigilancia perimetral, visualización de zonas comprometidas, identificación de amenazas, etc.

    foto

    Existe una amplia gama de dispositivos que abarcan las diferentes necesidades que puedan requerirse en función de las distancias a cubrir y de la tipología de nuestro sistema de vigilancia. Desde sistemas de ala fija con autonomía superior a una hora hasta multirrotores con cámaras con zoom de hasta 180 aumentos o cámaras térmicas con sensores de temperatura capaces de detectar cambios de temperatura a kilómetros de distancia.

    foto
    11
    Feb

    La policía forma a vigilantes para prevenir la violencia de género en las universidades

    La Jefatura Superior de Policía de la Comunitat Valenciana y la Universitat de València (UV) organizaron unas jornadas dirigidas a vigilantes de seguridad para prevenir la violencia de género en los campus universitarios. El curso se enmarca en la colaboración entre el Vicerrectorado de Igualdad, Diversidad y Sostenibilidad y la Conselleria de Justicia, Administración Pública, Reformas Democráticas y Libertades Públicas para la formación e investigación en materia de violencia de género.

    Con una población universitaria total aproximada de 100.000 personas entre la UV y la Universitat Politècnica de València (UPV), la gestión diaria de los riesgos derivados de las actividades desarrolladas en los campus incluye la violencia de género, por lo que las jornadas se centraron en la formación específica del personal de seguridad privada para mejorar los protocolos de coordinación y colaboración en todos los actores que intervienen en prevención del maltrato y la protección de las víctimas.

    Desde el punto de vista policial y psicológico, los conferenciantes analizaron aspectos relevantes e indicadores de la violencia machista, en especial cuando los maltratadores y las víctimas son jóvenes, y también explicaron la labor que realiza la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional, en concreto desde el grupo que se encarga de velar por la seguridad de las víctimas.

    Los expertos policiales explicaron técnicas para la detección de la violencia de género y facilitaron a los vigilantes información detallada de procedimientos para la resolución de casos que puedan surgir, así como formas de actuar con las mujeres en situación de angustia.

    El curso fue impartido por los especialistas de la UFAM de la Brigada Provincial de Policía Judicial, que estableció las materias y contenido del mismo, como las valoraciones de riesgo de las víctimas (no apreciado, bajo, medio, alto y Extremo) y las medidas de protección que se llevan a cabo en función del peligro. Los mandos policiales también explicaron las normas básicas de actuación ante la comisión de delitos violentos, los derechos de las víctimas, la colaboración con los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y algunas cuestiones penales y procesales.

    En las jornadas se analizaron supuestos casos prácticos en relación a la actividad de un vigilante de seguridad, así como la diferencia entre los delitos que se persiguen de oficio y los que requieren una denuncia previa.

    Los vigilantes fueron instruidos para actuar de forma inmediata en el caso de que sean testigos de lesiones, amenazas, coacciones o quebrantamiento de medidas cautelares. El objetivo del curso era que los miembros de la seguridad privada conocieran los derechos que tienen estas víctimas de violencia de género y los datos que deben recoger para la práctica posterior del atestado policial.

    Desde Grupo Cabanach y concretamente desde TASP, pensamos que este tipo de iniciativas que fomentan las colaboraciones público-privadas son muy beneficiosas para la sociedad en general y para combatir la lacra de la violencia de genero en particular.

    2
    Feb

    La policía detiene a seis trabajadores que sustraían los palets que transportaban

    La Policía Nacional ha detenido en Quart de Poblet a seis hombres, de entre 23 y 50 años de edad, por sustraer gran cantidad de los palets que transportaban en camiones para venderlos posteriormente y quedarse el dinero. La operación ha permitido intervenir casi 3.000 palets y se estima que el perjuicio ocasionado a una de las empresas afectadas es de unos 30.000 euros.

    Las investigaciones de una empresa de detectives privados ha sido clave para resolver el caso. Los compradores de los palets, a su vez, los vendían a otras empresas dedicadas al triturado de productos plásticos, por lo que se eliminaba la prueba del comercio ilícito. Una vez localizados a los transportistas y los responsables de las empresas receptoras de los palets, la Policía Nacional detuvo a seis personas como presuntas autoras de un delito contra el patrimonio y registró varias empresas en Quart de Poblet, Manises y Catarroja, en las que intervinieron 1.565 euros y 2.900 palets de madera y plástico.

    29
    Ene

    Cinco cambios que han hecho de los estadios un lugar seguro

    Los números son contundentes. El pasado año se registraron cuatro infracciones de seguridad de las calificadas como muy graves en los estadios españoles. Muy lejos de las 150 que se produjeron en la temporada 2014/15, según refleja la Memoria de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte. En esa categoría entra lo peor que puede ocurrir en un recinto: actos violentos con muertos o heridos, lanzamiento de bengalas con daños personales, violar la prohibición de acceso a los campos… También se han conseguido frenar las peleas entre grupos violentos o agresiones de estos a otros aficionados. Si en la 2015/16 se registraron 30 de estos incidentes en LaLiga Santander, LaLiga 1|2|3 y Copa del Rey, el año pasado esta cifra se redujo a 17, prácticamente la mitad.

    El cambio ha sido radical y ha ocurrido en apenas cuatro años. Los estadios de fútbol se han convertido en zonas más seguras gracias especialmente a las medidas impulsadas por los legisladores y LaLiga. Hay un control más estricto de los violentos, todos los clubes cuentan de forma obligatoria con un director de seguridad, la tecnología de la seguridad se ha sofisticado y la vigilancia y denuncias han aumentado.

    Cada club tiene un director de seguridad, que además ha de ser la misma persona durante toda la temporada, salvo casos excepcionales. Estos responsables están obligados a comunicarse entre sí antes del partido de sus equipos para intercambiar información. Además, son los responsables de establecer los dispositivos de seguridad privada para cada choque en contacto permanente con la otra figura clave: el coordinador de seguridad, que es el mando policial al mando en cada evento.

    “Lo habitual es que haya dos comunicaciones formales para cada partido, que se producen por vía telefónica y escrita, y otras muchas informales según se aproxima el encuentro”, desarrolla Fernando Bernal. El club visitante entrega al local unos formularios en los que se indica cuántas entradas se han vendido de las que han sido puestas a disposición de la afición foránea, cómo van a viajar y hospedarse el equipo y sus fans y, si se da el caso, qué grupos pueden suponer una amenaza. Esa información se suma al resto de cálculos (importancia del partido, rivalidad entre los equipos, previsión de afluencia al campo…) para evaluar el nivel de riesgo del partido, y a partir de ahí, el modelo de dispositivo de seguridad que establecerán las autoridades policiales y el club.

    “En el caso del Sánchez Pizjuán [un estadio de casi 45.000 espectadores que casi siempre se acerca al lleno], solemos contar con 240 vigilantes de seguridad privada apoyados por 110 auxiliares de seguridad en un partido de riesgo normal”. Antes, la comunicación no estaba regulada. Los directores de seguridad de los clubes, si existían, no tenían por qué conocerse unos a otros. Ahora incluso se convocan reuniones periódicas entre ellos y las fuerzas policiales para mejorar los protocolos.

    18
    Ene

    Una camarera simula una baja para poder acudir a una ceremonia religiosa

    Una camarera de pisos de un hotel palmesano simuló una baja médica para poder acudir a un oficio religioso, conducta que originó su despido disciplinario por la empresa, una medida ahora ratificada en una sentencia por la sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJB).

    Según los hechos probados, la trabajadora, de nacionalidad extranjera y con una antigüedad de diez años, pidió a sus jefes un día libre para poder acudir a una celebración religiosa el 13 de noviembre del 2016. La gobernanta y el jefe de recursos humanos del hotel le denegaron el permiso, por necesidades de trabajo.

    La sentencia afirma que la camarera replicó que, pese a la negativa, igualmente iría al oficio relgioso y que luego le descontaran un día de trabajo. El día 11 de noviembre la empleada presentó una baja médica por gastroenteritis, incapacidad en la que estuvo hasta el día 15. El hotel la despidió el día 24 por dos faltas muy graves.

    La empresa sospechó de la baja y contrató un detective privado para vigilar a la camarera. Este investigador constató que el día 13 la supuesta enferma acudió a un templo, donde permaneció ocho horas. La mujer llevaba bolsas y, según el detective, no daba muestras de sentirse enferma.

    La camarera recurrió el despido y un juzgado de lo social de Palma le dio razón y condenó al hotel a readmitirla y pagarle los salarios de tramitación, sentencia que ha revocado ahora el TSJB.

    Según el Alto Tribunal, la demandante simuló la enfermedad para acudir a la ceremonia religiosa y su médico de cabecera le dio la baja porque se fió de los síntomas que ella afirmó padecer y porque la Seguridad Social en los centros de asistencia primaria no dispone de otros medios para corroborar un diagnóstico de gastroenteritis.

    La sentencia afirma que se produce un elevado fraude a la Seguridad Social en las bajas de corta duración, abusos que perjudican al Estado y a las empresas. Esos fondos podrían dedicarse “a situaciones de verdadera necesidad”
    “Lo que justifica el despido es el uso fraudulento de los medios que el sistema pone a disposición de los trabajadores para atender las necesidades de salud con la finalidad de anular el poder de organización y dirección del empresario”, concluye el fallo.