Central Oficinas Teléfono: 971 71 08 03
Central Oficinas Fax: 971 72 79 43
Departamento de Operaciones (24h.): 649 85 52 72
Área de Investigación (24h.): 609 76 43 71
Área de Seguridad y Servicios (24h.): 649 85 52 72
  • Español
  • English
  • Deutsch
  • Incidente de Albert Rivera en un control de seguridad del aeropuerto de El Prat de Barcelona

    Domingo 7 de octubre en el aeropuerto de El Prat de Barcelona. Albert Rivera, líder del partido de Ciudadanos, acompañado por sus escoltas de la Policía Nacional se dirige a coger un avión con destino a Madrid. Una vez pasado el arco de seguridad, el azar quiso que le tocara someterse al control aleatorio de la “prueba de trazas”, aquel que detecta si en el equipaje de los viajeros hay algún elemento no permitido.

    En aquel justo momento, los miembros de seguridad de Rivera se negaron a que el político pasara por estas pruebas que buscan en la maleta cualquier tipo de material explosivo.

    Uno de los escoltas de Rivera les dijo a los vigilantes del aeropuerto que era agente de la Policía Nacional y que ya se hacía cargo de la situación. A lo que los trabajadores respondieron que si no se realizaba la comprobación, debían proceder a identificar al agente con su número de placa tal y como dicta el protocolo de actuación en estos casos.

    La Policía Nacional ha denunciado a los vigilantes del aeropuerto por haber “interferido en un operativo”

    A continuación, se produjo un altercado entre el personal y los escoltas de Rivera. Esta disputa ha sido objeto de una denuncia por parte de la Alternativa Sindical. Y, cuando parecía que todo había acabado, ya que Rivera se encontraba en el avión, los escoltas volvieron al lugar de los hechos y uno de ellos increpó a los vigilantes asegurando que “habían interferido en un operativo”. Según Catalunyapress, que ha dado esta noticia, el policía llegó a exclamar: “La próxima vez te pongo las esposas”.

    Trablisa es la empresa responsable de la seguridad privada del aeropuerto de El Prat y actúa bajo la supervisión de la Guardia Civil. El enlace finalmente se ha traducido en una denuncia por parte de la Policía Nacional a los trabajadores, que están citados en comisaría el próximo 25 de octubre a las 9.30.

    Desde Grupo Cabanach pensamos que debería existir cordialidad y colaboración entre seguridad pública y privada.  La privada está subordinada a la pública pero las formas en la comunicación a veces se pierden.

    Leave A Comment