La Policía alerta de nuevas sustancias en los billetes que restan efectividad a los rotuladores que detectan los falsos

El uso del rotulador detector de billetes falsos no siempre es efectivo y es preferible comprobar su veracidad con el método tradicional denominado toque-mire-gire. Así lo está advirtiendo la Policía Nacional en redes sociales, a través de la etiqueta #NoPiques con la que alerta de fraudes y estafas. 

La Dirección General de la Policía ha informado este lunes sobre este método de fraude y ha destacado que en ocasiones los distribuidores de moneda falsa aplican a los billetes falsos unas determinadas sustancias que provocan una respuesta similar a la de un billete legítimo cuando se pasas el rotulador.

Los rotuladores detectores de billetes falsos funcionan gracias a la tinta de yodo y detectan el almidón, presente en los papeles convencionales pero no en el papel moneda.

Así, si el billete es falso la marca que deja el rotulador es oscura, mientras que en el billete auténtico la marca es amarillenta y casi invisible. Pero los delincuentes especializados han logrado aplicar diferentes sustancias en los billetes para que reaccionen igual que si fueran verdaderos.

Por eso la Policía recomienda seguir las recomendaciones del Banco de España para comprobar, en apenas unos segundos, la autenticidad de un billete a través del método toque-mire-gire, que consiste en tocar el papel para ver si tiene textura firme, resistente y áspera, y si algunos elementos tienen relieve.

Luego, al mirar, hay que fijarse en las marcas de agua, los motivos de coincidencia y el hilo de seguridad, todo ello apreciable si se observa el billete a contraluz.

Por último, se recomienda girar el billete para comprobar cómo el parche holográfico o la banda holográfica -dependiendo del valor del billete tendrán uno u otra- cambia, alternando entre su valor y la representación de una puerta o ventana (en el parche) o el símbolo del euro (en la banda). 

Need Help? Chat with us